Bibliotecas Universitarias, nuevos desafíos


Este es parte del escrito ingresado  por SADEL  a tribunales chilenos,  solicitando la entrega por parte de  la Universidad Santo Tomás de la prueba  que indica como 40 mil títulos de libros electrónicos, entre los cuales pueden existir algunos bajo el control de derechos de la Sociedad.

Interesante  son las decisiones institucionales que dan pie a este recurso legal,   pero más interesante es comprobar que no es la única institución que  presenta este tipo de estructura de información como soporte para sus actividades docentes.    ¿Por qué?  grandes instituciones educacionales levantan este tipo de estructuras de información que se encuentran asociados a plataformas de e-learning  o virtualidad de las Universidades, en otros casos a soluciones dependientes de Direcciones de Informática y en otros de los Centros de Innovación metodológica o apoyo a la docencia,  en las cuales incluyen libros en texto completo,  apuntes, resúmenes, exámenes anteriores,  extractos de artículos de revistas, objetos digitales, tesis, etc.  sin relación alguna con el Sistema de Biblioteca propio de la Universidad,  que no solo pueden transgredir el derecho de autor,  también es un camino que contrariamente a lograr un estudiante autónomo,  forma a un estudiante pasivo que aprende a esperar ahora de su profesor y mañana de su jefe,  la entrega de información procesada en cápsulas exactas, que le permitan responder sin mucho esfuerzo,  es decir es el camino perfecto para formar profesionales y ciudadanos dependientes.
 
Es interesante revisar el caso de la Universidad Carlos III de Madrid,  en donde  su biblioteca desarrolla como servicio bajo la  UTEID Unidad de Tecnología Educativa e Innovación Docente, toda esta área de recursos de información para la innovación docente, esto no como un servicio originado sólo en la Biblioteca,  sino que es un objetivo del plan quinquenal  de la Universidad apoyado por la Vicerrectorías de Estrategia y la de Estudios,  es decir esta es una decisión de orden Institucional.   Si tenemos un Sistema de Bibliotecas responsable de los recursos de información de la Universidad,   es esta  la que debe desarrollar estos nuevos recursos para la innovación docente   ¡que claridad en las decisiones!,   en Chile en cambio se origina una unidad especial que en algunos casos desarrolla productos que entran en colisión con los derechos de terceros o abiertamente son contrarios a los propios planes y objetivos institucionales.   Confunden el manejo de información con Informática  y bueno aquí los resultados.     Pero no todo es tan igual, existen nuevas visiones;  el caso de la Universidad Católica Silva Henríquez,  que entendiendo a la biblioteca como una Dirección que se responsabiliza de los recursos de información, le entrega a su gestión el Campus Virtual y la Unidad de Ediciones, manteniendo de esta forma bajo una misma estructura las revistas universitarias y los libros producidos por la Universidad,  además las estructuras  para que docentes generen nuevo conocimiento para la docencia universitaria.  

Estos ejemplos no son decisiones antojadizas o basadas solo en ahorro de recursos,  estas son en base a entender plenamente la función de una biblioteca universitaria inserta en la Sociedad de Conocimiento,  con lo cual esperamos tener menos reclamos a tribunales por entender que se pasaron a llevar derechos de autor y más Sistemas de Biblioteca haciendo frente a sus nuevos desafíos y de paso un esfuerzo en la dirección de formar estudiantes autónomos. 



Sitio WEB Campus Virtual Biblioteca UCSH



Sitio WEB UTEID de uc3m


Comentarios

Entradas populares de este blog

Rentas de Bibliotecólogos

Estándares para Bibliotecas Universitarias Chilenas

De la gestión Documental a la de Información y a la del Conocimiento