De la gestión Documental a la de Información y a la del Conocimiento

Cada cierto tiempo leemos o escuchamos opiniones en torno a la gestión de información de parte de investigadores, editores o autoridades universitarias que presentan nuevas funciones vitales en la sociedad del conocimiento, que sin embargo algunos bibliotecólogos realizan a diario como sus funciones habituales: el trabajo en red al interior de las universidades, la vinculación a la propia producción intelectual de la institución, la asignación de identificadores como DOI, ISBN, ISSN a la producción propia y ORCID a los investigadores que forman parte de la estructura institucional, el mantener plataformas de producción propia como servidores que centralicen las revistas institucionales,  la internalización de la producción de conocimiento que realiza la institución, los estándares de formato como JATS,  etc.  son las anteriores,  funciones  que se encuentran ligadas a la biblioteca institucional del 2020 y por extensión a los funcionarios que trabajan en ella: los profesionales bibliotecólogos. Quien entienda que estos procesos se encuentran fuera de la biblioteca ya que esta limita sus funciones a administrar libros físicos y alguna base de datos, ignora que la educación vive un profundo cambio, por ejemplo: la globalización, un proceso en el cual las bibliotecas desarrollan un papel importante, desde el uso de tecnologías de la información y las comunicaciones como base de la educación continua y la inserción de los nuevos profesionales a otros grupos culturales y como es obvio, desde la gestión del patrimonio que es la vinculación al ethos que a su vez es la raíz que nutre la globalización, es la identidad la que nos permite salir al mundo; otro ejemplo es la investigación, quien no sabe opina que con INTERNET basta, bueno seguramente nunca realizo una investigación, la biblioteca y los bibliotecólogos son el portal de acceso al universo de información que produce esta sociedad del conocimiento, es decir se requiere una selección con base en la bibliometría, el análisis de citas de la producción propia además por supuesto de un fino análisis presupuestario que involucra asociaciones de compra, adquisición por artículos solicitados, esto en relación a la recuperación de información que se requiere y la contraparte que es posicionar lo que se produce, estas dos caras son parte de la investigación y de las funciones de una biblioteca. Sin mencionar las nuevas modalidades de educación como MOOC, o las plataformas de educación como MOODLE y sus accesos a la información (no siempre bien planificados como vimos en un post anterior sobre una acción judicial de SADEL en contra de una casa deestudios superior).

Si su Sistema de Biblioteca no realiza estas funciones, debe iniciar rápidamente proyectos para desarrollarlas como servicios e incluirlas en su próximo plan estratégico. La Universidad actual requiere de estas funciones de manera inmediata, restarse a estos procesos consigue retrasar el avance de la universidad e impactar de forma negativa en la formación de los actuales estudiantes.



Estos investigadores, editores o autoridades universitarias, que aparecen cada cierto tiempo opinando sobre gestión de información, sientan que efectivamente estas funciones son algo nuevo que no ocurre en las bibliotecas universitarias que ellos mismos usan, posiblemente en estas bibliotecas efectivamente estas funciones no se realizan ya que se encuentran abocadas a la gestión documental base y de ahí nos presentan su opinión que trata con preocupación el definir quien las puede realizar, dado que ellos entienden que son vitales para sus Instituciones, pero estas funciones son realizadas de mejor manera en el Sistema de biblioteca, baste solo visitar las bibliotecas de las universidades que lideran los ranking nacionales y se encuentran mencionadas en los internacionales,  estas bibliotecas si se encuentran realizando entre otras la gestión de información y la del conocimiento.


Elementos de la biblioteca del 2020 
 (Todas las imágenes tienen © propio de cada agencia)



Biblioteca sin libros físicos Florida Polytechnic University






Comentarios

Entradas populares de este blog

Rentas de Bibliotecólogos

Estándares para Bibliotecas Universitarias Chilenas

Bibliotecas Universitarias, nuevos desafíos